Eugenia Toledo Keyser y sus “libros alterados”

Se les conoce como libros alterados, libros de artista, libros objeto y otras denominaciones. Por supuesto que son libros diferentes, pero con la salvedad de que son libros de creación personal, originales, únicos y difíciles de publicar en serie como el libro común.

Estas variaciones de libros son poco conocidas en el país. Su origen europeo a principios del siglo XX les dio esa característica especial que los enfocó en el mundo artístico, que se preocupó de recoger libros viejos, hojas sueltas luego de los bombardeos durante las grandes conflagraciones mundiales, e incluso incorporó la hojalata, alambres y otros adminículos metálicos que todavía siguen dando vida a este tipo de creaciones.  

Eiugenia Toledo Renner, originaria de Temuco, tiene un Magister en Literatura Latinoamericana y un Doctorado en Literatura Española, de la Universidad de Washington, Seattle. Ha enseñado en Chile y Estados Unidos, más recientemente en el Richard Hugo House en Seattle. En nuestro país ha desarrollado talleres de escritura creativa (poesía y prosa) y un curso de lectura sobre la poesía de Neruda. Ha sido publicada en revistas y e-zines en muchos países.

Se encuentra incluida en la Antología Voces Online, del Club de Escritores.Cl en Chile, y en  La luz ambarina de la lluvia: Letras de Temuko / The Rain’s Amber Light: Letters from Temuco, un chapbook bilingűe escrito con Carolyne Wright como fruto del viaje de retorno a Chile en 2008.

Entre sus publicaciones podemos destacar un estudio de la poesía de Fray Luis de León (en Chile); además de varios libros de poemas:  Arquitectura de ausencias; Tiempo de metales y volcanes; Trazas de mapa. Trazas de sangre /Map Traces. Blood Traces; Pasajeros sin andén ni cobre; y Casa de Máquinas.

Eugenia Toledo Keyser

Sus Comienzos en libros alterados

A la fecha Eugenia posee una gran cantidad de libros de manufactura propia y que obedecen a esta singular edición personal y única, que más que nada tiene un gran compromiso con el arte. Con el fin de enterarnos sobre este sistema de producir libros, conversamos con Eugenia quien nos comenta:

Hace algunos años, mientras estaba en los Estados Unidos, tuve a mi hijo en diferentes colegios y por ahí descubrí que estaban enseñando a hacer libros a mano. Claro que en esos lugares tenían prensas y todos los materiales que eran necesarios, como hierro forjado, papeles, cartones, etc.

 Entonces mientras mi hijo tomaba sus clases yo tomaba las otras, de las que conservo libros que quedaron en los Estados Unidos y traje sólo algunos. En seguida pase una tienda donde daban clases de libros alterados, que consistía en ocupar libros antiguos, libros viejos, para no quemarlos, que no se perdieran, ya que incluso esas librerías tienen que hacer algo con ese material y empezaron a producir libros alterados.

Conservo todavía libros que llegué a producir con mis propias manos. Claro que no tienen un tema específico más que el de la memoria, el tema de recordar Chile, recordar Temuco; entre aquellos hice un libro instalación sobre Pablo Neruda, todo hecho a mano, incluida la diosa de samotracia, sin cabeza.

Con esos conocimientos pude hacer un plan para enseñar poesías y empezar a enseñar español, empecé a explicar a los profesores que se podía hacer también con trabajos de arte y hacer dibujo y poesía al mismo tiempo, todo por medio de un libro alterado. Pero hacer un libro alterado con niños es un trabajo ya mayor. No era una pinturita que íbamos a hacer, sino que ya usábamos temática. Y llevé por ejemplo un libro con la poesía de Neruda y este tenía cisne y cosas de la vida cuando iba a Puerto Saavedra, o sea era la vida del poeta.

Después hice otro libro sobre Pablo Neruda y lo llevé a una convención nacional en Oregon, o sea empecé a correr con colores propios. Es conocida la atracción de Neruda por el mar. Entonces los niños empezaron a hacer poesía de Neruda trabajando en un libro dedicado al mar.

El año 2017 participé en un taller que me invitó Carlos Grey, en Pucón. Durante las clases, uno de los alumnos del grupo hizo un inmenso libro de poesía mapuche, basado en el poeta de los alrededores de Puerto Saavedra Leonel Lienlaf. Todo el libro, grande, está pintado, adornado, usando la poesía para adornar elementos naturales de la zona, quedando como una obra de arte.

En ese mismo tiempo, comencé a utilizar los libros alterados para dejar ver mi preocupación sobre hechos ocurridos acá en la Araucanía con las mujeres asesinadas los: Femenicidios.

Al respecto Eugenia ha dedicado gran parte de su tiempo al trabajo sobre las mujeres agredidas y a los femenicidios, como los llama. Temática que ha recogido en su libro Vidas Robadas, en coautoría con Carlos Gray, el que fue publicado por Mago Editores y que ha tenido una gran aceptación por la temática de denuncia que inspira a los autores.

De la misma forma, sus libros alterados los ha dedicado a varias de las mujeres asesinadas por sus esposos o parejas, en los que queda reflejado el dolor por la pérdida o la agresión de las mujeres víctimas, teniendo en consideración que muchos de los hechos han sido motivo de connotación nacional.

Con dedicación y constancia Eugenia repasa sus obras, precaviéndose de que todas ellas tengan su sello, el que se ve reflejado en cada libro, piezas únicas, que piensa exponer en algún momento, cuando haya cesado la gravedad de la pandemia y se puedan realizar este tipo de muestras con la asistencia de público.   

  

—o0o—

Héctor Alarcón Carrasco

Escritor e investigador. Especialista en Historia Aeronáutica y Ferroviaria. Autor de diversos libros.

Ver todas las entradas de Héctor Alarcón Carrasco →