Fotografía ferroviaria, del argentino Eduardo J. Roth

Con motivo de nuestro contacto con escritores ferroviarios de Bahía Blanca, he tenido oportunidad de conocer de la trayectoria del fotógrafo Eduardo J. Roth, de la balnearia ciudad de Mar del Plata.

Eduardo Roth

Contrariamente a lo que podría suponerse, un fotógrafo que podría dedicar sus esfuerzos en propagar las bondades de esa hermosa ciudad, ha decidido dedicarse a hacer fotografía ferroviaria, en la que ha encontrado un excelente nicho para sus trabajos.

Al igual que en Chile, son numerosas las estaciones que han sido abandonadas en los viejos ramales, que por uno u otro motivo han sido levantados o simplemente han quedado sin uso.

Hace ya más de diez años, Eduardo ha salido a vagar con su cámara, a buscar esas maravillas que el tiempo ha opacado, pero que son delicia para los aficionados, investigadores, coleccionistas y simples ciudadanos que se dedican a cultivar este hermoso arte de la fotografía ferroviaria.

Con el fin de poder entregar parte de su arte a la ciudadanía, ha enmarcado unas 80 fotografías en formato A3, las que con el nombre “Estaciones” le han permitido recorrer varias ciudades que han requerido su valiosa muestra fotográfica.

“Siendo fotógrafo, aficionado y apasionado de los trenes empecé esta locura de recorrer las viejas estaciones, algunas en uso, algunas usurpadas y otras completamente abandonadas desde hace mucho tiempo”, nos relata vía Whatsapp, recordando que, con el paso del tiempo, muchas de aquellas estaciones atrapadas por la sutileza de su lente, hoy están desaparecidas, siendo el registro de su cámara el único soporte que puede valorarse para futuras publicaciones.

Con cariño y dedicación ha logrado registrar unas doscientas estaciones, dentro de provincia de Buenos Aires y unas cien a través del país, en un transitar interminable por lugares de vieja tradición ferroviaria, lo que le ha permitido ir compilando un archivo fotográfico de incalculable valor.

Ha realizado una veintena de exposiciones en centros culturales de importantes ciudades trasandinas, bibliotecas, encuentros de museos ferroviarios y escuelas públicas de su país, dejando en todas ellas la calidad de su trabajo de fotógrafo profesional y ese innato conocimiento que se va adquiriendo con el sólo desplazarse por las vías y estaciones ferroviarias que tanta historia esconden entre los viejos rieles y los maderos que las sostienen a pesar del tiempo.

Chile Crónicas, reconoce la calidad de este distinguido fotógrafo de allende los Andes, quien también ha posibilitado que algunos de sus trabajos ilustren parte de la antología “Corazón  Ferroviario”, que ha salido a circulación recientemente en Bahía Blanca.  

En nuestro país son numerosos los fotógrafos aficionados que también recorren las vías y estaciones, buscando el paso de la historia, registrando cada indicio del devenir ferroviario, pero generalmente esos trabajos, a veces muy interesantes, se pierden porque acá en muy pocas oportunidades se puede presentar una exposición sobre este tema.

Para quienes quieran conocer más de este fotógrafo pueden ver su material en la páginas de Facebook: Eroth Fotografía Ferroviaria, o simplemente: Eduardo Rothh. Su correo personal : eroth@copetel.com.ar.

Héctor Alarcón Carrasco

Escritor e investigador. Especialista en Historia Aeronáutica y Ferroviaria. Autor de diversos libros.

Ver todas las entradas de Héctor Alarcón Carrasco →