Primer Correo Aéreo Londres-Windsor y una postal chilena

En el aeródromo de Hendon, Junto a un pequeño monoplano Bleriot dos empleados de correos de Londres entregan una saca conteniendo 10 kilos de correspondencia al piloto Gustav Hamel, quien acomoda el precioso cargamento lo mejor que puede tras de su asiento (el único del avión). Es un momento histórico ya que este es el primer correo aéreo oficial en Inglaterra. Es el 9 de septiembre de 1911 y con este y otros vuelos sucesivos se inauguraba el correo aéreo como parte de las fiestas de coronación del Rey Jorge V.

correoLuego de los consabidos discursos y de que el piloto fuera obsequiado con un medallón alusivo, puso en marcha su máquina y mientras los presentes gritaban sonoramente “Dios salve al Rey”, a las 16:58 de esa tarde el Bleriot decoló con rumbo al aeródromo de Windsor, donde arribaría quince minutos más tarde, luego de haber cubierto las 20 millas del trayecto.

La saca contenía cartas para el Emperador de Japón, para el Kaiser alemán y otras personalidades, además de saludos al Rey, a quien se le agradecía por haber inaugurado tan moderno servicio antes de un año de haber iniciado su reinado.

Hasta aquí, esta noticia ya centenaria no causaría admiración, no obstante, aunque usted no lo crea también hubo entre aquella correspondencia al menos una postal enviada por un chileno (pueden haber sido varias) a nuestro país.

La postal que comentamos fue enviada por el comandante Enrique Philips, agregado militar a la entonces Legación chilena en Londres. Ahora que la haya enviado el agregado militar no habría tenido más merito que el envío de un simple recuerdo, pero este personaje a su regreso a Chile, luego de haber conocido gran parte del desarrollo de la aviación en Europa, fue el creador del Aero Club de Chile, entidad de la que fue fundador y presidente y desde cuya banca solía efectuar estruendosas críticas a la naciente aviación militar chilena.

La postal, dirigida a la revista Zig-Zag, fue publicada por anverso y reverso en la edición del 28 de octubre de 1911, la que escrita de puño y letra del comandante Philips decía lo siguiente:

Londres, Setbre 9/911
3 ½ PM
S.S. Editores de Zig-Zag
Sant.
Queridos amigos:
Tengo el gusto de saludarlos por medio del primer correo aéreo en aeroplano que sale hoy de Hendson a Windsor ya ven que siempre los recuerdo.
Siempre afmo.
Enrique Philips

 Al extremo izquierdo de la nota podía leerse en forma vertical:

 En estos momentos sale el aeroplano

No sabemos si existirán otras esquelas o cartas a nuestro país enviadas en ese correo que inauguró oficialmente el transporte de cartas en Inglaterra y si las hay, seguramente serán una rareza filatélica y tendrán un subido valor.

Debemos recordar que en esa fecha el aviador Luis Alberto Acevedo se encontraba efectuando el curso de aviación en Francia, mientras que Sánchez Besa volaba en los distintos meeting de aviación que se realizaban en Europa.

De correo aéreo en Chile todavía no habían indicios siquiera, ya que sólo un par de aviadores habían elevado sus pájaros de seda por los cielos nacionales.

Esquelas y sobres como este con un reproducción del Castillo de Windsor se pusieron a la venta previo al despacho del correo
Esquelas y sobres como este con un reproducción del Castillo de Windsor se pusieron a la venta previo al despacho del correo

Héctor Alarcón Carrasco

Escritor e investigador. Especialista en Historia Aeronáutica y Ferroviaria. Autor de diversos libros.

Ver todas las entradas de Héctor Alarcón Carrasco →