Capitán Pastene retornó al pasado con la última carretada 2022

carretada en capitan pastene

Finalmente, el pasado 21 de mayo el pueblo de Capitán Pastene pudo celebrar un año más de vida. Ubicado en la comuna de Lumaco, a casi 40 km de Traiguén, es uno de esos pueblos al que no es fácil llegar; cómo tampoco les fue fácil hacerlo a los colonos italianos que en 1904 y 1905 bajaron del ferrocarril en Los Sauces, el pueblo más cercano y embarcados en carretas realizaron el último tramo de su largo viaje iniciado en los campos de la Emilia Romaña, para llegar a vivir a un lugar muy poco saludable que les había sido preparado por miembros de la Sociedad Colonizadora Nueva Italia, que comandaba su coterráneo Giorgio Ricci junto a su hermano Alberto y a Salvador Nicosía, quien había contratado con el Gobierno el establecimiento de la colonia en esas apartadas tierras a los pies de la cordillera de Nahuelbuta.

En estos más de cien años, Capitán Pastene y su gente han prosperado y con mucho orgullo expresan ser el único pueblo creado por colonos, pues los primeros habitantes llegaron a un lugar completamente despoblado, sin que previamente haya habido un enclave militar, como fue el caso de otros colonos, que llegaron a pueblos donde ya se visualizaba una urbanización primaria.

Debido a la pandemia, hacía dos años que en Pastene no se celebraba este aniversario en el que a contar del centenario de la ciudad la presentación de la “carretada”, constituye el atractivo turístico por excelencia.

Esta vez una decena de carretas con “colonos”, descendientes de aquellos que viajaron por primera vez entre el pueblo de los Sauces y el lugar que más tarde sería conocido por ellos como “El Calvario”, reconstituyeron este penoso viaje, pero ahora con mucha alegría de poder revivir aquellos momentos históricos en que sus “nonos” arribaron a las tierras que los albergarían prácticamente hasta su muerte, no sin antes dejar una huella de esfuerzo y sacrificio, que las nuevas generaciones han sabido valorar en forma muy positiva.

Como ha sido tradición, la festividad concluyó en la Sagra, realizada en la plaza del pueblo, frente a la Iglesia Católica San Felipe de Neri, donde luego de la foto tradicional en sus graderías, los miles de turistas que llegaron al lugar pudieron degustar los platos típicos de la cocina italiana, donde desde los tallarines y otras exquisiteces, incluido el “Prosciuto de Capitán Pastene”, jamón con sello de denominación de origen,  fueron ávidamente consumidos por los asistentes a  esta fiesta de la italianidad, que debió efectuarse en marzo, pero que por razones sanitarias se aplazó hasta esta fecha.

     

Héctor Alarcón Carrasco

Escritor e investigador. Especialista en Historia Aeronáutica y Ferroviaria. Autor de diversos libros.

Ver todas las entradas de Héctor Alarcón Carrasco →