MELGA EN EL CUARTEL NUEVE de Sylvia Millahueque

Melga en el cuartel nueve, nombre raro para un libro, pero no para un libro de poesía, que contiene los anhelos  y esperanzas de una mujer que desde esa visión vierte su  mundo en las páginas níveas que encierran la esencia de su poesía; esa poesía, que está plagada de sudores, del lance espiritual que le ha entregado la vida en los campos labrados de La Araucanía.

Es en ese campo donde se mueve la poesía de Sylvia, bajo el azur de  los cielos nubosos, donde el sol interna la locuacidad de su espíritu entre la verdolaga y las ramas ásperas, que ocultan los frutos a manos avezadas, que intentan extraerlos de las oquedades:

A manos llenas la fruta
el cerro en estampida dejó
huir los silencios, abrió sus piernas.
El sol en poderosa lengua
bebió sus humedales…

Es el primer libro de esta poeta de Loncoche, que dice no haber escrito demasiado en su etapa escolar por vergüenza, pero ya mayor ha tenido activa participación en encuentros literarios, talleres de poesía y otras actividades afines, que le han dado un bagaje literario de gran significación entre sus pares de la región.

El libro está prologado por el poeta Edmundo Herrera –ex presidente de la SECH-, quien hace una emotiva y analítica presentación de la poesía de Sylvia Millahuheque, destacando su riqueza interior y la simpleza de los versos que fluyen libremente desde la tierra y se proyectan en el paisaje del diario trajinar de la cosecha.

 

Héctor Alarcón Carrasco

Escritor e investigador. Especialista en Historia Aeronáutica y Ferroviaria. Autor de diversos libros.

Ver todas las entradas de Héctor Alarcón Carrasco →