Pedro Sanhueza Torres, modelista en desechos

Entre los artesanos que llegaron a presentar sus creaciones a la feria del parque Isabel Riquelme de Lautaro, destacó el artesano Pedro Sanhueza, técnico en estructuras metálicas, quien se encuentra en un proceso de desarrollo de la parte artística del metal. Se declara artesano en desechos metálicos, actividad a la que se ha dedicado en los últimos cuatro años.

Sus trabajos se han presentado en diversas ferias del país, lo que ha llamado la atención de coleccionistas de sus diversas producciones, ya que reproduce con singular fidelidad trenes, motocicletas, helicópteros aviones, barcos y una serie de otras maquinarias a las que dedica gran parte de su tiempo.    

 Nos expresa que varias de sus creaciones están en los museos de Traiguén, Los Ángeles y otras entidades. En la actualidad trabaja en un tren de unos cinco metros de largo, mediante un proyecto que tiene por fin entregarlo a la Biblioteca Pública de Victoria para su exhibición permanente en ese local.   

En esta feria ha presentado el “Tren de la Araucanía”, con su locomotora a vapor Nº 820, un carro estanque y dos coches sobre un puente similar al de el Salto, tema que le ha llegado muy profundo ya que a pesar de su juventud ha sabido del pasado “trenero” de Victoria, lugar donde hubo casa de máquinas y donde todavía quedan muchos antiguos ferroviarios, quienes le han dado algunas indicaciones para la terminación de su trabajo. Es una obra de tres meses, y por cierto que los detalles le dan un aspecto de realidad, logrando un acabado casi a escala, ocupando solamente materiales sobrantes en su taller.

Para quienes se interesen por este tipo de artesanías entregamos sus antecedentes:

Pedro Sanhueza Torres

Cel. 89199848

Correo: pedro.sanhueza.t@gmail.com

Los Crisantemos 20202 C. Mariluán 4 Victoria

Región de La Araucanía, Chile

PedroSanhuezaP1180948P1180945P1180946P1180943

Héctor Alarcón Carrasco

Escritor e investigador. Especialista en Historia Aeronáutica y Ferroviaria. Autor de diversos libros.

Ver todas las entradas de Héctor Alarcón Carrasco →